"Musicoterapia" para nuestras aves

Texto, fotos y aviario: Miguel Ángel Jiménez García.
http://www.miguel-angel-jimenez.skyrock.com
 
L
a música amansa a las fieras. 
No muchos saben que este refrán que tantas y tantas veces hemos escuchado y utilizado para encumbrar la capacidad pacificadora de la música ante situaciones de estrés o pérdida de control deriva de la mitología griega. 
 
Orfeo era un músico y poeta que compuso un canto que, unido a la melodía de su lira, era capaz de conmover a las rocas y aplacar a las fieras más salvajes. Era tal la capacidad que tenía, que incluso consiguió convencer al dios de los infiernos para que dejara salir al mundo de los vivos a su difunta esposa Perséfone. 
 
No solo funciona con las plantas, la música también sirve para los animales. Cuesta creer, pero el uso de la música ambiental durante el periodo de actividad de nuestros pájaros, ayuda a acostumbrarlos a la presencia humana y a que estén más tranquilos evitando el típico revoloteo cuando entramos en el aviario o nos acercamos a las jaulas. Además hará que nuestras aves acudan a los concursos más relajadas, y se suban al posadero correctamente durante el enjuiciamiento. La “musicoterapia” también reducirá el índice de muertes por infarto al verse disminuido el estrés entre nuestros ejemplares. El decrecimiento de la hiperactividad de nuestras aves es proporcional a la menor cantidad de accidentes por autolisis debidos a golpes y heridas cuando revolotean haciendo giros en el reducido espacio de la canariera. En términos biológicos, lo que se logra es que las aves, mediante la música, superen su estado de hipersensibilidad a los ruidos, debido a que la música permite crear un espacio de confort para las aves y que transmitan tranquilidad
 
No debemos subir demasiado el volumen, ya que deben oírse el canto entre ellos. Un consejo personal que os doy si usáis la radio, es que son más recomendables las emisoras de música que las de debate o información. Aparecen dos vertientes estudiadas en explotaciones avícolas: la música instrumental, con temas suaves no vocales, que generan un clima de tranquilidad, relajación y un sonido ambiente permanente agradable; y la música pop con temas vocales de diversos ritmos, dinámicos, alegres y acelerados, que crean la costumbre y adaptación a ecos intensos, ruidos fuertes y variables. Por lo que se deduce que con este método no se extrañarán al oír la voz humana.
 
*Pie de foto: Como muestra un botón. En esta estampa podemos ver una pareja de Canarios Brunos Rojo Mosaico (macho clásico y hembra Jaspe S.D.) que se han dejado hacer un reportaje fotográfico en plena cría sin inmutarse.
 
No es tan extraño como imagináis lo que estáis leyendo. Yo me sorprendí mucho la primera vez que lo escuché, sin embargo solo la experiencia me convenció de su utilidad. Existen numerosas explotaciones avícolas y ganaderas que han implantado un sistema de audio en sus instalaciones con excelentes resultados de producción. Los pollos engordan más y las gallinas ponen más huevos y de mayor talla. 
 
Encontramos un estudio técnico en el que se analizó la evolución y resultados de dos lotes de pollos al terminar su ciclo en mayo. En este se estableció que las aves con música registraron un factor de producción de 65,69, mientras que en los pollos a los que no se les puso música este indicador fue de 65,40. Esta variable es utilizada como parámetro zootécnico de evaluación, debido a que reúne factores como peso, la conversión de consumo de alimentos a carne y la eficiencia. Cuanto más aumente el número resultante, se considera que el proceso es mejor, porque indica que los lotes de aves producen rentabilidad y balances económicos positivos de producción, lo que evidencia las bondades de la terapia por música. A parte de este estudio se han hecho otras investigaciones científicas por biólogos y veterinarios destacando las propiedades beneficiosas de la “musicoterapia” en codornices, gallinas ponedoras, vacas lecheras y otras explotaciones agrícolas y ganaderas. 
 
Hay empresas que ofrecen música ambiental programada por estímulos mediante la emisión por satélite durante las 24 horas del día y los siete días a la semana, sin publicidad, ni locuciones, y con la posibilidad de escoger diversos canales de música ambiental programada por estímulos acordes con el perfil y necesidades de cada cliente: clásico, instrumental, latino, flamenco, pop, country, electrónica, entre otros. Sin embargo esto es algo para instalaciones profesionales tipo industria ganadera. 
 
*Pie de foto: En mi caso, la radio se encuentra conectada a un reloj-programador prácticamente durante el mismo tiempo que están encendidas las luces. Tal y como muestro en la imagen superior.
 
Os animo a tod@s a que le pongáis la radio a vuestros pájaros ya veréis como aumenta su mansedumbre. 
La música apacigua a las aves.