Historia

El día 7 de noviembre de 1.982 se celebró en el Bar “Tinger” la Asamblea de Constitución de la AMO, a la que concurrieron unos 30 socios fundadores. Presentandose los Estatutos a la Delegación del Gobierno en Murcia, que los devolvieron legalizados a los 10 días.

El día 14 de diciembre de 1.982 se celebró la 1ª Asamblea General de asociados, de la que surgió la nueva Junta Directiva. Se encargaron y consiguieron las primeras anillas de aluminio con las siglas “AMO”, independientes de cualquier Federación, para la cría del año 1.983. Alquilando un local Social para las reuniones de los socios, en donde se conseguían productos en régimen de economato difíciles de encontrar en los comercios, como los carotenos del factor rojo, libros de registro de cría con fichas; dando cabida a un grupo de socios juveniles, que eran el germen de la afición.

Se celebró el primer concurso de canto de pájaros silvestres, así como el primer concurso-exposición de canarios de color, con la participación inicial de unos 300 ejemplares, en donde se incluyo un ciclo cultural-deportivo con charlas sobre canaricultura de color, asesoramiento de la cría para socios, y la creación de una incipiente biblioteca, con la confección de un boletín circular informativo.

La sociedad AMO fue desde sus inicios independiente, es decir, no pertenecía a ninguna de las dos federaciones mayoritarias de la canaricultura española. Esto era posible porque existía por entonces uncolegio independiente de jueces (SAJOE), que nos abastecía de sus colegiados para nuestros enjuiciamientos en los concursos-exposición. Cuando se disolvió el colegio de jueces independiente, nos afiliamos por decisión mayoritaria de los socios en una Asamblea General, a la federación FOE (Federación Ornitológica Española), pues por entonces nos parecía la más adecuada en sus actuaciones y servicios, conviviendo varios años en ella, hasta que en 1.987, dadas las dificultades que tenían nuestros socios para competir en las sociedades vecinas que pertenecían a la federación FOCDE, y tras ver el gran concurso Nacional que se celebró en Crevillente, por medio de la votación en una Asamblea General Extraordinaria, decidimos pasarnos a FOCDE, la federación mayoritaria en la que seguimos desde entonces.

Igual que la sociedad AMO fue una escisión de la A.C.S. (Asociación Canaricultores del Sureste), sociedad que la componían mayoritariamente socios de las variedades de canto de canarios de la capital; de nuestra sociedad AMO surgieron varias sociedades de canarios de color, postura e híbridos, dentro de la Región Murciana, ya sea por distanciamiento geográfico o por diferencias de pensamiento.

Dentro de la canaricultura de color, la AMO creció, y fue un ejemplo a imitar por su afán de elevar los conocimientos de la canariculturamurciana, y el trabajo y la dedicación de sus socios, a intercambiar los conocimientos del manejo diario en la cría de las diferentes razas de fringílidos. Por ello, a los pocos años de su fundación, la AMO era una sociedad modélica envidiada a nivel nacional, y eso contando con los competidores más fuertes del arco mediterráneo, como eran los alicantinos y valencianos.

Los concursos-exposición de la AMO, han sido de los mejores de España, desde el primero en el año 1.983, que se inicio con solo 300 ejemplares, hasta el ultimo importante como fue el Inter-Regional de 1.996, celebrado en el Recinto Ferial de Torre Pacheco.

Una vez abandonado el intento de hacer un Internacional en el Recinto Ferial de Torre Pacheco, los directivos de AMO se impusieron un compás de espera, para aprovechar otro momento mas idóneo en que seguir con los concursos. Celebrandoseno obstante algún monográfico, como el de los canarios ónix,en Santomera.

Recientemente, por las divisiones internas dadas dentro de nuestra federación FOCDE entre los dos grupos más representativos, como son los jueces y directivos federativos, se ha propiciado una gran división de las sociedades, arrastrando a los aficionados que sin tener culpa ni información veraz, han tenido que posicionarse en uno de los dos grandes bandos.

Nuestra sociedad AMO que esta compuesta mayoritariamente por criadores, ha optado por seguir en FOCDE, mientras que la mayoría de sociedades murcianas cercanas más influenciadas por los jueces, se han ido a la nueva federación creada llamada COE, (Confederación Ornitológica Española).

La decisión de seguir en FOCDE, y la opción y el apoyo dado a los criadores murcianos y de provincias limítrofes, ha generado una avalancha de nuevos socios, la mayoría grandes criadores, que quieren seguir en la antigua federación, lo que ha favorecido al crecimiento de nuestra sociedad, volviendo a tener otra vez un auge e importancia nacional, dentro del mundo de la canaricultura.

El local social en donde se reúnen los socios de AMO ha ido cambiando de lugar, adaptandose a las circunstancias de la directiva elegida, y aunque al principio se estuvo en varios bajos alternativos de Zarandona, pasemos a tener muchos años un local en la calle Orilla de la Vía, de Santiago el Mayor (Murcia),y posteriormente otros tantos años un local Municipal cedido por el Ayuntamiento de Murcia, en un entresuelo de la calle Alberto Sevilla, detrás del Cuartel Central de la Policía Municipal.

El intrusismo de parte de los familiares de la asociación de vecinos que se reunía junto con nosotros en el entresuelo Municipal, nos hizo tomar la decisión de cambiar de sitio de reunión, y después de barajar varias opciones de bares, nos decidimos por el Centro Cultural Municipal de Monteagudo, que reúne unas instalaciones dignas, con varios salones, aseos, bar, y buen aparcamiento anexo.

En la actualidad la sociedad AMO ha crecido mucho, y la componen importantes criadores de Murcia y provincias limítrofes, y una nueva hornada de criadores con mucho futuro. Pasando de tener un promedio de 30 a 40 socios, a los 150 socios criadores nacionales en activo. Y con un gasto de 7.000 anillas anteriormente, a las gastadas en estos dos últimos años de más de 20.000 anillas de diferentes variedades. Por lo que nos estamos planteando reiniciar los concursos, sin abandonar las actividades que estamos desarrollando, como es un concurso-conferencia monográfico de híbridos que hacemos cada año en el inicio de la Navidad.